Cumbre de IA organizada por IMPACT: Los potenciales de esta tecnología que revoluciona la medicina

Mejorar la eficacia de los tratamientos, ayudar en la toma de decisiones clínicas, entregar diagnósticos más precisos, y automatizar la práctica asistencial, son solo algunas de las soluciones en las que la Inteligencia Artificial está impactando la medicina. La evidencia apunta a que sus múltiples usos e infinitas aplicaciones representan un salto cualitativo en la práctica clínica diaria, ayudando a optimizar el tiempo y reducir costos.  

Comprender más sobre el avance de esta tecnología y sus usos actuales y futuros en el área de la salud fue el hilo conductor del evento “Cumbre sobre Inteligencia Artificial: Un puente entre ingenieros y clínicos”, que reunió a investigadores del Centro IMPACT y clínicos de la Universidad de los Andes. 

La actividad, realizada el pasado 12 de abril, contó con la participación de Pablo Estévez, académico de la Universidad de Chile, investigador asociado de IMPACT y experto en IA. Durante su presentación, explicó que “uno de los objetivos del uso de IA en medicina es ofrecer un mejor acceso a la salud a la población que habita en zonas alejadas o bien a personas que no tienen acceso directo a una salud especializada”. 

Entre las investigaciones lideradas por IMPACT y presentadas en la Cumbre, destacó la predicción con IA del riesgo a desarrollar diabetes mellitus gestacional en la primera mitad del embarazo, basado en antecedentes como edad, género, peso, índice de masa corporal, peso de la madre y glicemia en el primer trimestre. El estudio dirigido por Sebastián Illanes, médico de la Universidad de los Andes, y el ingeniero y académico de la Universidad de Chile, Claudio Pérez, utilizó datos de más de 1600 mujeres, generando un modelo de predicción que identifica al 82 % de diabetes en el embarazo. Esta identificación precoz permitiría establecer conductas que disminuyan las complicaciones para la madre y su hijo/a.  

De igual modo, los investigadores de IMPACT, Claudia Prieto y René Botnar, ambos docentes de la Pontificia Universidad Católica y parte del Instituto Milenio en Ingeniería e Inteligencia Artificial para la Salud I-Health, presentaron los avances de un modelo de predicción de supervivencia para para pacientes con enfermedades cardiacas utilizando radiómica, una ciencia no invasiva que estudia características de las imágenes médicas imperceptibles al ojo humano mediante la aplicación de algoritmos automatizados, con el objetivo de asociarlas a estados fisiológicos concretos. 

Beneficios, riesgos y desafíos  

La jornada incluyó una mesa redonda en donde los investigadores Pablo Estévez y Claudio Pérez, junto al médico radiólogo de la Clínica Universidad de los Andes, Emilio Muse, abordaron las diferentes aplicaciones de la inteligencia artificial y el aprendizaje automatizado en medicina. Dentro de los desafíos mencionados por los expertos destacan las dificultades en la adquisición de datos, posibles errores en las respuestas de los sistemas y la fragilidad de estos, debido a la falta de validaciones clínicas de las plataformas con datos reales de pacientes, considerando bases de datos locales de cada país de aplicación. 

En cuanto a los beneficios, los especialistas coincidieron en que el uso de IA automatizará muchos procesos, permitiendo que los médicos puedan dedicar más tiempo a la relación con sus pacientes. Por otra parte, ante el temor que la IA reemplace a los humanos en la práctica médica, el panel afirmó que esto no se ve posible, pero que si reemplazará a quienes no sepan utilizarla. 

La falta de regulación es otro de los desafíos detectados por el panel de expertos. Si bien, desde el punto de vista ingenieril se presenta un resguardo ético para la formación y uso de bases de datos, la existencia de bases de datos internacionales, su uso y la comercialización de éstas evidencian la falta de un marco regulatorio que garantice un estándar de seguridad y utilidad. 

Link de interés
Inscríbete a nuestro Newsletter

© 2023 IMPACT – Todos los derechos reservados | Diseñado por Adtopia