Científicas de IMPACT detectan efecto terapéutico en células madre criopreservadas para el Síndrome de Distrés Respiratorio

Un estudio liderado por el Centro de Excelencia IMPACT y el Centro de Investigación e Innovación Biomédica (CiiB) de la Universidad de los Andes, determinó que las células madre presentes en el fluido menstrual tienen potencial terapéutico ante el Síndrome de Distrés Respiratorio (SDRA), una complicación respiratoria grave que asociada a Covid-19 presenta peores resultados, como un mayor riesgo de ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y mortalidad de los pacientes.

La investigadora principal, Jimena Cuenca, explica que: “Este síndrome es una insuficiencia respiratoria que produce acumulación de líquido en los espacios de aire de los pulmones (edema pulmonar), bajos niveles de oxígeno en la sangre (hipoxemia) e inflamación. Es un cuadro que aumentó considerablemente por Covid-19, tiene una alta tasa de mortalidad y solo existen tratamientos paliativos. Lo que nosotros observamos en el laboratorio es que la terapia con células madre menstruales que se encuentran criopreservadas fue segura y eficaz, favoreciendo una mejora de la función pulmonar y la supervivencia, disminuyendo la inflamación y el daño pulmonar. En el modelo de la enfermedad en ratones es posible ver una mejoría a partir del segundo día de inyectadas las células”, afirma.

Para la científica, el uso de células madre criopreservadas en esta investigación abre la puerta a terapias de más fácil acceso y con disponibilidad inmediata. “Terapias basadas en células criopreservadas o congeladas que no sean del mismo paciente pueden estar al alcance de aquellos que necesitan tratamiento rápido, ya que las células se pueden descongelar e inyectar inmediatamente. En cambio cuando las células son del mismo paciente y frescas, por llamarlas de un modo, significa que hay que producir la terapia desde células del paciente que ya está enfermo, y estas terapias no se hacen de un día para otro, tardan dos o tres semanas, y en esta enfermedad mientras antes se aplique el tratamiento mejor”, asegura.

El trabajo, realizado en colaboración con el Laboratorio de Investigación Pulmonar de la Universidad Federal de Río de Janeiro (Brasil) y el Departamento de Medicina Interna de la Pontificia Universidad Católica de Chile, es un avance en la búsqueda de un tratamiento seguro y efectivo contra un síndrome de alto costo económico para el sistema de salud y las familias, al requerir largas hospitalizaciones en unidades de cuidados intensivos y el apoyo de equipos complejos como ventiladores mecánicos.

Francisca Alcayaga, investigadora principal de IMPACT y parte del estudio, destaca que, si bien hay antecedentes científicos que indican el potencial de las células madre de diferentes orígenes en la regeneración pulmonar, las células obtenidas de fluido menstrual tienen un gran potencial en comparación con otras fuentes. “Células madre hay en diferentes tejidos de tu cuerpo y se ha demostrado que están presentes en distintos fluidos corporales como la orina, la leche, y obviamente el fluido menstrual. Nosotros llevamos más de 10 años estudiándolas, somos uno de los referentes a nivel mundial, y podemos decir que las células madre de fluido menstrual son diferentes, son únicas con respecto a otras fuentes. Nos hemos dado cuenta que la menstruación, que socialmente es visto como algo vulgar, indeseado, algo de lo que nadie habla y que genera mucho pudor, es vida pura. Es un material vivo, que está lleno de células madre que sirven como terapia para distintas enfermedades y lleno de información con respecto a la salud reproductiva de la mujer”, concluye.

El Centro de Excelencia IMPACT es liderado por la Universidad de los Andes y cuenta con financiamiento de la Agencia Nacional de Innovación y Desarrollo, ANID; la participación de la Pontificia Universidad Católica, Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, y Universidad de La Frontera, además de la colaboración de la Clínica Universidad de los Andes.

 

Las investigadoras Jimena Cuenca, y Francisca Alcayaga.

Link de interés
Inscríbete a nuestro Newsletter

© 2023 IMPACT – Todos los derechos reservados | Diseñado por Adtopia